Marketing, Veterinarios

Marketing para Clínicas Veterinarias: 5 Estrategias

5 Estrategias de Marketing para Clínicas Veterinarias

#1 Primera revisión gratuita

Si lo que queremos es atraer a quienes aún no conocen la profesionalidad de tus servicios para animales de compañía, qué mejor manera que ofrecerles el probarlos de manera gratuita. Realiza un chequeo a la mascota donde el propietario pueda comprobar el trato que se da a su mejor amigo, los medios materiales que tienes, las instalaciones, la profesionalidad de los veterinarios y auxiliares que le acompañan, la puntualidad a la hora de acceder a la consulta, entre otros aspectos.

Esta estrategia es muy interesante porque al final estás tratando con una parte muy importante en la vida de una persona. Cada vez más los dueños de estos seres vivos los consideran parte de su hogar y dedican más tiempo y recursos a su bienestar. El crecimiento del mercado será motivado por la expansión de la población de animales domésticos, y por las actitudes cambiantes que se observan dentro de sus dueños, al tratarlos como compañeros o miembros de la familia. Debido a esta nueva tendencia, el mercado de la salud de animales de compañía se ha podido mantener a pesar de la recesión económica, ya que los dueños no quieren recortar sus gastos cuando se trata de sus mascotas.

A través de su página web invita a todos los titulares de algún tipo de animal a que soliciten un examen de salud de forma totalmente gratuita. Habilita en su página web un formulario donde registran fácilmente y reciben un cupón para el control.

 

#2 Atención telefónica 24 horas 365 días al año para emergencias

La ‘humanización’ que se está produciendo del universo de los perros, los gatos y otro tipo de fauna considerada doméstica conlleva una preocupación importante por su estado de salud. De ahí que en los últimos años cada vez más veterinarios estén prestando una atención 24 horas para aquellos accidentes o sucesos que pueden tener lugar fuera del horario habitual de apertura de estos negocios. Si la competencia lo está incorporando como valor añadido, ¿cómo quedarnos al margen de esta tendencia?

Hay que señalar que en pequeñas y medianas empresas esto realmente solo puede suponer tener operativo un teléfono específico para estos menesteres, un número al que puedan dirigirse los propietarios de nuestros pacientes cuando sea necesario. Si contamos con varios profesionales en plantilla se pueden establecer turnos de guardia, algo que se lleva a cabo en otros muchos sectores con excelentes resultados. Este recurso es fundamental hacerlo llegar a nuestro target para que lo conozca y cuente con ello. Valorarán mucho esa tranquilidad de tener un veterinario de confianza al que llamar en caso de emergencia.

 

#3 Servicio sanitario a domicilio para mascotas

Junto con el punto 2, esta es otra de las tendencias que se están observando en los centros para animales de compañía. Es otro plus para quien esté buscando comodidad y eficiencia para los cuidados de su mejor amigo. En este caso la inversión dependerá de los recursos que tenga la pyme: si el presupuesto es ajustado, bastará con utilizar un vehículo propio con un botiquín para poder atender al paciente; si se tienen más posibilidades económicas está la opción de equipar un automóvil con mayor material e instrumental médico y se recomienda serigrafiar el coche con el logo, eslogan y la imagen corporativa global de la empresa.

Se puede ver de qué manera lo están explotando con éxito en centros de todo el mundo. Sin lugar a dudas debes aprovechar un nicho que probablemente estaba desatendido: personas a las que les resulta complejo moverse con sus animales para visitar al veterinario, aquellos que tienen mascotas de avanzada edad y que encuentran serias dificultades para poder trasladarlas en condiciones seguras y muy especialmente para casos concretos, como es el de la eutanasia cuando esos fieles compañeros de vida están graves.

Esto puede suponer un plus en las tarifas veterinarias pero aquel que recurra al servicio a domicilio va a apreciar esa comodidad de no tener que moverse de casa para que atienden a sus animales.

 

#4 Especialización: Atender a un tipo específicos de mascotas o centrarse en determinados tratamientos

Los gatos son los ‘peludos’ más comunes en los hogares de todo el mundo, seguidos por los perros: En Europa hay más de 99 millones de felinos conviviendo con las familias y 85,9 en EE UU, frente a los canes, que son 81 millones en el Viejo Continente y 77,8 entre la población estadounidense. Les siguen las aves, los pequeños mamíferos, los peces y los reptiles. En estos últimos grupos hay que destacar el caso de los animales exóticos, que empiezan a ser cada vez más frecuentes en las casas.

Es interesante estudiar el entorno en el que nos vamos a mover, el distrito en el que hemos situado nuestro centro o donde queremos establecerlo. De los datos que se manejan en relación al tipo de mascotas existentes y conociendo bien la competencia que puede haber, un camino interesante es la especialización en subsegmentos de mercado.

 

#5 Redes Sociales para veterinarias

Lugares como Facebook, Twitter o YouTube cuentan con multitud de personas aficionadas al mundo animal y que tienen mascotas en casa más que predispuestas a encontrar ayuda en estos canales. Es por ello que toda clínica veterinaria que quiera estar allí donde se mueve su cliente actual y potencial debe entender que estos canales han de formar parte de sus estrategias de marketing.

Estos son cinco de los tips más interesantes a tener en cuenta para una presencia en redes sociales activa y efectiva:

  • FACEBOOK: Es importante tener una fan page en este medio, considerado la ‘quintaesencia’ de estos canales de comunicación. Podemos postear fotos y videos de estos ‘usuarios’ tan especiales, y links a la página web de la empresa. Fundamental interactuar con la audiencia y aprovechar posibles dudas, preguntas y cuestiones que planteen por este medio para atraerlos a tu negocio. Hay tres tipos de post como los mejores para conseguir engagement: contar una historia real de un paciente, con texto e imágenes para hacerlo más real y cercano; preguntar en relación a algún tema, acompañando la pregunta de una fotografía o incluso un contenido audiovisual; celebrar, ¿el qué? Pues desde el día de los perros o los gatos, o el de los animales en general, a la efemérides de los veterinarios e incluso cuando sepamos del cumpleaños de las mascotas que acuden a vuestra consulta.
  • PINTEREST: La información visual es muy bien recibida por los internautas. En la guía de la que os hablamos se anima a viralizar infografías y fotos que pueden interesar mucho a los propietarios: desde los mejores parques para acudir con tu ‘peludo’ a consejos para cuidar la salud de nuestros mejores amigos o incluso retratos de algunos de los canes o felinos, entre otros, que acuden a nuestras instalaciones.
  • TWITTER: La red de microblogging puede ser realmente interesante pero hay que dedicarle tiempo para saber sacarle todo el jugo. Podemos compartir artículos e información de interés para nuestros seguidores y puede ser un canal de comunicación para responder a dudas o consultas veterinarias que quieran hacernos. En función de los recursos que podamos destinar a esta vía así serán los servicios que prestemos vía tweet.
  • OTROS SOCIAL MEDIA: Google+ y LinkedIn, aunque para pequeñas y medianas empresas, no son espacios interesantes, la verdad. Hay que tener en cuenta que lo importante es estar… pero para estar bien. No se trata de tener un perfil abierto en tal red social si no se va a cuidar y a atender las peticiones y el feedback que pueda establecerse por ese camino. En redes sociales siempre hay que primar la calidad por encima de la cantidad: más vale estar en menos comunidades online pero en aquellas en las que se actúe se haga convenientemente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *